Search
La SociedadNoticias

Comunicado SoMaMFyC 

24 de marzo de 2020

 




El secreto de nuestro sistema sanitario


Hace unos meses escribí un editorial que se titulaba “Todo tiene su momento”.  Sinceramente ni en nuestras peores pesadillas podríamos haber pensado que viviríamos esta situación actual  de pandemia.

Pero tenemos un secreto que no todos los países tienen para soportar esta crisis, y se llama Atención Primaria. Y no somos ni mejores ni peores que los compañeros que trabajan en los hospitales, simplemente somos muchas piezas fundamentales de esta gran cadena que es nuestro sistema sanitario. Todos somos importantes desde los centros de salud donde hemos sido absolutamente flexibles para organizarnos y atender a nuestra población, las urgencias hospitalarias y extrahospitalarias plagadas de médicos de familia, las UVIs móviles, las unidades de Cuidados Paliativos que tanto nos apoyan, las Unidades Docentes que han movilizado a los residentes para estar a nuestro lado, las Unidades de Investigación que nos da información trillada, las residencias de ancianos donde muchos compañeros trabajan, y el famoso hospital de IFEMA.

Por eso le pedimos a nuestros dirigentes que no se olviden de cada una de las partes de la cadena y de la importancia de cada una de ellas, pero sobre todo que no olviden que la mayoría de los ciudadanos nos necesitan cerca de ellos, a cualquier hora, en sus barrios, visitándoles en su casa, a golpe de paseo para seguirles atendiendo. Entendemos el desbordamiento de los hospitales y la necesidad de buscar soluciones como IFEMA pero allí pueden trabajar médicos de todas las especialidades y no solo los médicos de familia. A su vez no se puede mantener un hospital a base de voluntarios. No por vestir un santo, hay que desvestir a otros. No es congruente que se hable en IFEMA de ratios de 1 médico para 50 pacientes cuando en el hospital los ratios son claramente menores. Entendemos que se pueda decidir enviar a residentes de último año para ayudar, pero no pueden ser únicamente residentes de medicina de familia sino de todas las especialidades. No podemos perder todos nuestros R4 cuando el resto de servicios los mantienen en su plantilla. El esfuerzo es de todas las especialidades y no en base a mantener la estructura hospitalaria para desatender así la Atención Primaria. Es necesario encontrar un equilibrio.

Y como en esta cadena todos somos igual de importantes exigimos a nuestros responsables que la recompensa económica a nuestros esfuerzos sea similar a la de nuestros compañeros del hospital. Si los R4 pasan a realizar una labor de adjuntos, deberán recibir la remuneración como adjuntos y no como residentes.

Esta situación no va a ser corta y exige toda nuestra fuerza, es verdad que hace salir nuestra vocación, pero también exige nuestra responsabilidad. Y debemos estar atentos y si notamos algún síntoma que sugiera que nos hemos infectado debemos quedarnos nosotros también en casa, porque recordad que somos parte de una gran cadena que tiene que continuar.

Por todo este trabajo que estamos haciendo, desde la Junta de SoMaMFyC queremos mandar un mensaje de agradecimiento y orgullo a todos los médicos de familia de Madrid, porque si de algo estoy segura es de que la Atención Primaria es el secreto de nuestro sistema sanitario.
 
Clara Abad Schilling
Médico de familia del Centro de Salud Barcelona y Presidenta de SoMaMFyC.

 

Categorías: Noticias
Back To Top