Search
La SociedadNoticias

Cineforum 14 de diciembre de 2017 -L´ARRIVÉE- 

23 de noviembre de 2017

    

CINE FORUM de la SoMaMFyC

El Grupo Comunicación y Salud de la SoMaMFyC tiene el gusto de invitaros a su próximo cineforum, que se celebrará el día 14 de diciembre, a las 16,00 horas en la sede de la Sociedad (C/Fuencarral nº 18-1º D).

En este encuentro, se proyectará y comentará la película “La llegada” del director Denis Villeneuve. Al igual que los anteriores cineforum, éste será coordinado por el Dr. Alberto López García-Franco, Colaborador del Grupo Comunicación y Salud, que nos adjunta una breve reseña.

La cuestión que plantea esta película tiene que ver con la comunicación: la que deseamos tener con unos seres de otro mundo que llegan a nuestro planeta. Que el universo habla con el lenguaje de las matemáticas es obvio. No sabemos si las matemáticas son nuestras o de la naturaleza, pero lo cierto es que los que pilotan esa nave tienen que hablar en álgebra. Pero no sólo. La estructura de los conceptos se articula en palabras, en paráfrasis y sinécdoques. Y así como las matemáticas proponen recursos logarítmicos para sumar en lugar de multiplicar, o matrices, para evitar “lo comnutativo”, la lingüística tiene recursos como los ideogramas, para dibujar conceptos, como la poesía para vislumbrar otras realidades. La poesía, como afirmaba María Zambrano en su ”razón poética”, recurre al triunfo de la intuición sobre la deducción, de la emoción sobre la razón, de la imaginación sobre la algoritmización. El triunfo de la metáfora.

Esta es la propuesta que la película nos hace. Denis Villeneuve, su director, pone como interlocutores de la humanidad con los alienígenas, a un matemático y a una experta lingüista, unidos en el objetivo común de comunicarse y mandar un mensaje de paz y concordia. Sabiendo que sus disciplinas cuentan con las fortalezas y las debilidades que les son propias. La física capaz de formular el infinito, pero también de establecer con ecuaciones su principio de incertidumbre cuyo enunciado nos condena al precio de obtener una porción de información a costa de perder otra. La semántica, creación humana y máximo exponente del mecanismo intrínseco de relación pero también germen de los procesos identitarios excluyentes, violando la misión para la que fue creada.

Jeremy Renner interpreta al físico encargado de coordinarse con la experta en lenguas, interpretada maravillosamente por Amy Adams. Dos especialistas trabajando en equipo y unidos por el conocimiento de dos disciplinas hermanas en las que prevalece el triunfo de la imaginación. En la física la irrupción de la teoría cuántica y de la relatividad nos ha enseñado que las partes pueden soñar con el todo sin más limitación que la de que lo único invariable es la velocidad de la luz y el respeto al segundo principio de la termodinámica. Ese que prevé el incremento continuo de la entropía, en forma de desorden y caos (en forma de calor), con reacciones irreversibles que marcan la dirección de la flecha del tiempo…¿o no?. En las lenguas, comprendiendo la ilimitada potencia del lenguaje en cualquiera de sus formas, incluida, según en enfoque fenomenológico, la razón poética que se desarrolla entre la razón discursiva y la intuición intelectual, como acto de creación, de imaginación, casi de belleza. La física amparándose en el lenguaje universal de las matemáticas. La lengua como estructura en la que afloran los sentimientos, y en la que, una de sus formas, el lenguaje poético, como decía Robert Frost, es la distancia emocional más corta entre dos personas… y puede que entre dos mundos.

Basada en el relato de Ted Chiang,”The story of your life”, plantea teorías como la de la relatividad lingüística, o hipótesis de Sapir-Whorf, según la cual dos hablantes de diferentes lenguas conceptualizarían de manera diferente los mismos fenómenos. Las cosas y los conceptos que no tienen nombre se perciben menos…¿o no?. Quizás el lenguaje, como manera de percibir y narrar la realidad pueda trascender sus propias palabras y buscar su representación en símbolos que recuerdan el lenguaje matemático de los fractales y que se sirve de sus mismos recursos: la simetría, la abstracción, la proporción y el símbolo. Incluso el lenguaje, al igual que la teoría cuántica, podría transgredir la dimensión temporal lineal, simultaneando un pasado y un futuro en un presente que obra como espejo de dimensiones atemporales. Un juego de palíndromos (la propia hija de la protagonista, Hannah, evoca este juego de espejos) y capicúas que sugiere esta no linealidad del tiempo. Como la evocación de los recuerdos que la protagonista tiene del drama familiar que vive, y en el que la emoción se filtra en ese espejismo en el que pasado y futuro se muestran difíciles de discernir.

Denis Villeneuve es director y guionista canadiense que cuenta en su haber con películas de culto tan icónicas como “Sicario”, “Prisionero” o “Incendies”. En los últimos años parece que se ha decantado por la realización de películas de ciencia ficción, como la que ahora os traemos, o cómo su útlima película, “Blade Runner” o su futuro proyecto “Dune”. Lo cierto es que, como autor, propone un giro de tuerca al contenido de sus películas, y así como en “Blade Runner” se pregunta sobre lo que nos hace humanos, y nos diferencia de las máquinas (aquellas casi perfectas que han visto cosas que nunca creeríais…), aquí plantea una aguda reflexión sobre la comunicación. Bajo una estructura de película “de marcianos”, “La llegada” nos habla de interrelación a través del esfuerzo de dos expertos de disciplinas distintas (¿o no?). Dos teorías de sistemas unívocamente unidos para lograr el entendimiento, sumando esfuerzos y desterrando sus propias contradicciones. Película “de marcianos” más acorde con la pretensión filosófica de Tarkovski en su recreación de su planeta “Solaris” (en la que los visitantes se quedan abducidos en sus propios deseos o pensamientos), que en la guerra de las galaxias.

La reflexión que nos propone la película, va más allá de la invasión de nuestro planeta por seres alienígenas y nos interroga con la posibilidad de comunicarnos en escenarios complejos…como el que se establece en la relación médico/enfermo, en la que queremos acceder a otra dimensión de conocimiento que se nos oculta. En un esfuerzo por comunicarse se recurre a todos los mecanismos que nos ayudan a comprender otras realidades. En términos heurísticos, el razonamiento (incluido el clínico) puede ser intuitivo en muchos casos, como cuando generamos hipótesis, por ejemplo. En otro es analítico, como cuando procedemos a su verificación. Este equilibrio entre razón e intuición le lleva al director de “La llegada” a plantear dos enfoques complementarios, planteándose si eso dibujos son deudores de los fractales o de ideogramas no conocidos. Enfoques como los que propone Iona Heath que como ejercicio de comprensión con el paciente propone el lenguaje poético en un intento de descubrir los sentimientos asociados a las palabras que los pacientes expresan.  Puede ser el método del que servirnos para conocer las dolencias y querencias de nuestros pacientes… o relacionarnos con seres de otros mundos. O no… No os la perdáis.

Categorías: Noticias
Back To Top